Segunda Versión de la Naranja Mecánica

Es época de Eurocopa, y es buen momento para recordar lo sucedido hace 24 años, en la octava edición, cuando la selección de Holanda alzó la copa en la Euro 1988, disputada en el país de Alemania, esa Holanda caracterizada por tener astros en el campo y un genio en la dirección técnica.
En aquella competencia sólo eran 8 equipos los que disputaban la fase final del torneo, Holanda, llegó invicta para dicha fase, y la sorpresa fue que el entonces vigente campeón Francia, brilló por su ausencia,  pero los dirigidos por Rinus Michels , creador del futbol total, se encargaron de orquestar dicho evento. Con figuras como Marco Van Basten,el capitán Ruud Gullit, ambos compañeros en el AC Milán , también se contaba en el medio campo con la figura de Frank Rijkaard, quien en ese entonces militaba en el modesto Zaragoza, luego Erwin Koeman, y en la defensa ni más ni menos estaba su hermano menor Ronald Koeman, que jugaba para el PSV y conforma una interesante lista de jugadores militantes en la entonces poderosa Eredivisie.
En la etapa de grupo los naranjas no iniciaron bien; perdieron su primer partido de la competencia contra la Unión Sovietica, después reaccionaron venciendo a Ingleses con Hat-Trick de Van Basten y  luego a los debutantes Irlandeses, para colocarse así segundos de grupo, con lo cual enfrentarían a los locales alemanes en la ronda de semifinales. Ya en dichas instancias se jugaba en duelo clásico del futbol mundial,  Alemania vs Holanda, los primeros aparte de ser locales contaban con jugadores como Rudi Voller, Juguen Klinsman, Lothar Matthaus, entre otros, disputaron un duelo de poder a poder, el juego se fue 0-0 al medio tiempo; ningún equipo quería cerder, para el minuto 56´ es Matthaus quien se encarga de poner arriba los locales, pero para el 74’ es Koeman el que empata, y en el ocaso del partido, para el minuto 88´aparece la calidad de Van Basten para sellar así, la victoria naranja.
En la final, Holanda, se mediría en el Olympiastadion de Munich, de nueva cuenta a la Unión Sovietica, en dicho partido brillaron como lo hicieron en toda la competencia, el dúo del Milán, primero fue Ruud Gullit al 32´y después Marco Van Basten al 54’ anotando de manera soberbia el 2-0. Éste par de goles serían los definitivos para que por primera vez, el futbol le diera justicia al futbol total de Holanda, que guiada por Michels, consiguiese su primer título internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s